ahorramovil

Hackear un móvil a distancia: descubre lo que el software espía

Hay varios motivos por los que podría interesarte controlar el teléfono de otra persona. Quizá tengas hijos adolescentes y te preocupa saber qué amistades frecuentan, qué páginas web visitan o si se están saltando sus clases en el instituto. Los peligros acechan dentro y fuera de la red, y nunca está de más ser precavido.

Tal vez tu pareja te haya dado motivos para sospechar de una infidelidad. Por desgracia, sucede a menudo. Se pierde la pasión del principio, se producen ausencias de forma repetida con excusas cada vez más imaginativas y poco creíbles… Sea como sea, si tu pareja te está engañado una cosa es segura: dejará un rastro en internet. Y ese rastro puede seguirse eficazmente utilizando aplicaciones para hackear móviles.

Hackear un móvil a distancia

Sea cual sea tu circunstancia personal, solo te interesará explorar las mejores opciones de software espía para móviles. Una elección equivocada te hará perder tiempo y dinero, o quizá ponga en peligro tu información personal, porque también existen apps fraudulentas y estafas peligrosas para los incautos. En este artículo voy a explicarte mi experiencia de varios años con este tipo de programas para que tomes la mejor decisión al respecto, centrándome en concreto en el software de mSpy.  

Maneras de hackear un teléfono

Existen diferentes formas de hackear un móvil. Sigue leyendo y toma nota de todas ellas para saber algo más sobre ellas y actuar en consecuencia:

  • Mediante la introducción de un malware o software malicioso.
  • Al conectarnos a una red WIF pública o una red que carezca de seguridad. Este situación se convierte en una puerta de acceso automática para que el hacker entre a tu dispositivo de manera sencilla.
  • Phising o páginas que simulan ser otras webs, como pueden ser una red social, una entidad bancaria o una plataforma de pago como Paypal con el fin de recoger nuestros datos personales como contraseñas o números de tarjeta. La idea es suplantar la identidad de páginas oficiales en las que todos confiamos y en las que no tenemos ningún problema de facilitar nuestros datos.

En internet hay muchos artículos que tratan este tema, pero no todos son confiables. Si te aseguran que es posible extraer la información de un dispositivo tan solo conociendo el número, no debes creerlo. Lo más probable es que se trate de una trampa para hacerse con tus datos personales, quedarse con tu dinero sin ofrecer nada a cambio o infectar tu dispositivo con virus informáticos (o troyanos) que pondrán en riesgo la seguridad de tu móvil y, de paso, la tuya.

En efecto, un virus troyano es capaz de suprimir o destruir la información almacenada en el disco duro de un dispositivo, atrapar y reenviar datos confidenciales a una dirección externa o permitir que un tercero controle el aparato de manera remota. Para más información sobre los riesgos, consulta esta página: https://www.seguridadenlared.org/eliminar-troyanos/

La manera más recomendable de hackear un móvil es contratando una app para hackear. Si el programa es de fiar, te garantizas el anonimato, la seguridad de que no serás estafado y contarás con un equipo de atención al cliente en el caso de que no consigas tu objetivo a la primera o tengas dudas sobre el funcionamiento de la aplicación. 

Existen numerosas alternativas en el mercado, tanto si quieres hackear un teléfono Android como si lo que pretendes es controlar un iPhone. Hay que tener en cuenta lo que necesitamos y comprender lo que cada servicio ofrece para tomar la decisión más responsable. Por ejemplo, no es lo mismo si nos basta con leer los mensajes de WhatsApp de otra persona que si queremos grabar las llamadas o restringir determinadas páginas web. En el artículo de hoy me centro en analizar mSpy, uno de los programas espía más conocidos y utilizados en la actualidad: http://www.mspy.es/es/

mSpy: ¿el software definitivo para controlar otro móvil? 

Este programa destaca por su flexibilidad, ya que se adapta al sistema operativo que utiliza el dispositivo que queremos hackear. Ofrece la posibilidad de espiar un teléfono Android con jailbreak o un iPhone con o sin jailbreak. 

Si te estás preguntando qué es eso, basta con que sepas que el jailbreak es la manera de evitar las restricciones impuestas por Apple en los dispositivos que emplean su sistema operativo. En la mayoría de los casos, es necesario “liberar” el teléfono para acceder a la información que contiene. Y para ello necesitamos acceso físico al móvil durante los minutos necesarios para instalar el programa. Sin embargo, al menos en los iPhone esto no será estrictamente necesario, aunque algunas funciones solo se llevarán a cabo si hemos realizado el jailbreak.

mSpy: ¿el software definitivo para controlar otro móvil?

Si nuestro objetivo es obtener la información de un móvil fabricado por Apple, lo más recomendable es llevar a cabo el jailbreak, ya que ello pondrá a tu disposición una mayor cantidad de datos de forma segura. Además de teléfonos, también es posible hackear un iPad, o ambos dispositivos de manera simultánea, recibiendo la información en el panel de control de la aplicación. Esto es lo que necesitamos:

  1. Acceso físico al dispositivo durante el tiempo necesario para completar la instalación de mSpy.
  2. El dispositivo que queremos rastrear tiene que estar conectado a la red, ya sea mediante Wi-Fi o con los datos del propio aparato.
  3. El iPhone o iPad objetivo ha de estar actualizado en una de sus últimas versiones (a partir de iOS 7 es suficiente, así que podremos hackear casi cualquier teléfono moderno sin dificultad).

En el caso de que surgiera alguna dificultad o duda sobre el funcionamiento o la instalación de la app espía, mSpy pone a disposición del cliente un servicio técnico que funciona las 24 horas del día, de lunes a domingo. Esto supone una ventaja no ya sobre las aplicaciones espía gratuitas, sino incluso sobre otras de pago que compiten en el mismo mercado, cuya atención al cliente no es tan completa ni propone tantas vías de comunicación. 

mSpy también ofrece la posibilidad de controlar un dispositivo de Apple incluso si no se dispone de acceso físico al teléfono. Remarco que este sistema no funciona con los aparatos que utilizan el sistema operativo de Android, y que algunas funciones no se activarán, pero aun así sigue siendo una opción interesante para hackear un iPhone de manera remota. El sistema también servirá con tablets y ordenadores.  Eso sí, hay que aclarar que solo se conseguirá si se cumplen varias condiciones que enumero a continuación: 

  1. Debes saber los datos de iCloud (Apple ID y contraseña) del dispositivo que quieres espiar.
  2. Necesitas desactivar la autenticación de dos factores para ID que ofrece Apple.
  3. La copia de seguridad de iCloud tiene que estar activada en los ajustes de iCloud, ya que es de ahí de donde se extraerán los datos de manera periódica.
  4. El aparato ha de estar conectado a una red Wi-Fi.
  5. Tiene que estar actualizado a partir de la versión de iOS 7.

Puede parecer un poco complicado, pero al menos es de agradecer que mSpy ofrezca esta alternativa para que puedas hackear un móvil sin tocarlo. Si todo ha ido bien, mSpy se conectará con un servidor donde almacenará la información extraída del teléfono. Tendrás acceso a este servidor utilizando cualquiera de los navegadores web más populares, sin importar si navegas desde un ordenador, un smartphone o una tablet. En una sencilla interfaz obtendrás todos los datos del dispositivo objetivo (o incluso varios, si es el caso).

Si queremos hackear un móvil que use Android, el jailbreak (en la jerga informática, su equivalente en Android se denomina root) no es totalmente imprescindible, pero sí muy recomendable, ya que sin él no podremos monitorear algunas aplicaciones importantes como WhatsApp, Facebook Messenger, Viber, Skype, Snapchat o Gmail. Las condiciones para lograrlo son las siguientes:

  1. El dispositivo que queremos controlar debe ser Android 4.0 o posterior.
  2. El móvil tiene que estar conectado a internet.
  3. Necesitaremos acceso físico al teléfono móvil para instalar mSpy.

Si estas condiciones se cumplen, ya podremos disfrutar de todo el potencial de mSpy, lo que incluye acceder a casi la totalidad de los datos del dispositivo sin riesgo de ser detectado: el historial de navegación, la ubicación GPS, imágenes, videos, mensajes, e-mails, Skype, WhatsApp, keylogger (que consiste en registrar las pulsaciones que se efectúan en el teclado para después memorizarlas en un fichero), entre otras funcionalidades realmente interesantes.

Tarifas y descuentos

mSpy ofrece diferentes tarifas en función de los servicios que necesites y la duración que planees contratar, con un pequeño extra para quienes deseen hackear un iPhone sin jailbreak. Si utilizas la aplicación durante tres meses o un año, la mensualidad del servicio premium, que da acceso a todos los servicios, es inferior. Además, durante este mes se ofrecen descuentos, a los que podrás acceder a través de este link: 

Los denominados Keylogger también son otro método efectivo para espiar un móvil 

El método anterior no es el único, así que no te preocupes. Otra de las alternativas más efectivas es usando un keylogger, el cual se trata de un programa que monitorea y guarda todo lo que el usuario (dueño del teléfono) pulsa en su pantalla. De esta manera podrás conocer sus contraseñas, incluso de redes sociales como Facebook, o saber que escribe en WhatsApp o apps de mensajería. 

Una de las apps más famosas para este ámbito es iKeylogger, disponible para Android. Será cuestión de instalarla, deshabilitar las notificaciones (para así evitar riesgos de que la otra persona se percate) y, posteriormente desde tu cuenta de usuario ver cada tecla que pulsa la otra persona.

Eso sí, antes de descargar un keylogger, debes fijarte muy bien de la fuente de donde lo obtienes, ya que muchos son scam (estafa). Por lo tanto, recomendamos que solo lo hagas desde aplicación, tales como mSpy, la cual lleva años dentro del ámbito ofreciendo apps, métodos y todo tipo de información relacionada con el espionaje y monitoreo. 

Otra alternativa para espiar un móvil es con reglas de reenvío del correo electrónico 

Por último, otra de las alternativas para lograr tu cometido es a través de la redirección de todos los correos electrónicos que lleguen a la bandeja de entrada de la otra persona. Quizás te parezca no es suficiente, pero desde su correo podrás acceder a mucha información, tal como contraseñas (o cambiarlas), ver sus fotos en Drive o Outlook, y sobre todo poder saber en qué servicios se ha suscrito. 

El único punto débil de este método es que necesitarás entrar a la cuenta de la persona desde un ordenador o bien abrirla en el navegador del móvil usando “modo escritorio”. Es muy probable que haya dejado la cuenta abierta, tan solo necesitarás un par de minutos. Usaremos como ejemplo Gmail, pero en general puede aplicarse desde cualquier otro cliente de correo. Lo que debes hacer es lo siguiente: 

  • Entra la web del correo electrónico de la persona en Gmail.com 
  • En la configuración presiona sobre “Reenvíos”.
  • Luego, presiona sobre “Agregar” y añade tu cuenta de correo.
  • Todos los mensajes de la otra persona llegarán hasta tu bandeja de entrada y por ende, espiaras parte del contenido de su móvil Android ligado a su cuenta Google.

También puedes añadir etiquetas o filtros por remitente o palabras que contengan el mensaje u asunto. De esa manera tendrás un mayor control de la información espiada; por ejemplo, si como regla incluyes que todos los mensajes con el asunto “Tinder lleguen a tu correo, sabrás si esa persona tiene perfil en dicha red de citas. 

¿Qué te han parecido nuestros métodos? Si, quizás sea algo complicado tomar el móvil de la otra persona por unos segundos, pero ciertamente el resultado final valdrá mucho la pena. Podrás ver que es lo que tu pareja hace en redes sociales, o conocer a gran medida cuáles son las amistades de tus hijos, y con quien conversa. Son muchas las posibilidades, así que no pierdas la oportunidad. 

¿Qué sucede con un móvil que ha sido hackeado?

De nada sirve espiar un teléfono si la persona se percata de inmediato de que algo sucede con él. Por eso es fundamental que una app para hackear sea muy discreta. Esto no siempre se cumple, ya que a veces el usuario detecta que su aparato funciona con más lentitud, que la batería se agota mucho antes o que se sobrecalienta de una forma que antes no ocurría. En algunos casos, incluso aparece un icono que revela la existencia de una aplicación desconocida. 

He podido comprobar que mSpy es uno de los programas para hackear móviles más discretos. Salvo que el propietario del teléfono sea un experto en tecnología, difícilmente se percatará de que su móvil está siendo controlado por un software espía, así que este aspecto no debe preocuparte más de la cuenta.     

Conclusiones

Después de haber probado de forma exhaustiva mSpy, así como otras apps que compiten con ella en este sector, la recomiendo sin lugar a dudas. Desde mi punto de vista, es el software espía más completo y versátil que existe en el mercado. Ofrece todo lo que podrías esperar, y su servicio de atención al cliente es el más eficiente.

Los servicios que ofrece son realmente extensos. A través de mSpy podrás leer el email, los mensajes y fotos de redes sociales, WhatsApp, Snapchat, Tinder, Viber y muchas otras aplicaciones. Controlarás la navegación del usuario objetivo, tendrás la opción de restringirla si es necesario y sabrás qué llamadas se han recibido o realizado. 

Por supuesto, podrás conocer en todo momento la ubicación del dispositivo, estableciendo su localización GPS en un mapa. También es interesante la opción de establecer áreas seguras e inseguras y ser advertido en caso de que el móvil salga del perímetro considerado no peligroso. Además, si el teléfono se ha extraviado o lo han robado, podrás bloquearlo de manera remota.  

Deja un comentario